fbpx

«ANAT. FINALISTA PASARELA CRUZ ROJA»


Cuando el arte de la costura se convierte en amor por la montaña.

21 de noviembre I Por Daniel Fez 

Los sentimientos y las emociones son tan importantes para Ana Terrones como las propias montañas. Ese viaje de búsqueda constante hacia las cumbres más altas como escenificación de la libertad, del esfuerzo, de la valentía, de la lealtad o de la propia amistad, son los pilares que utiliza esta diseñadora a lo que ella misma denomina como “el verdadero amor”.
ANAT no es más que la culminación de un sueño que coincide en su propio nombre ya que las dos vocales simbolizan eso, la montaña y un ascenso imparable hacia la perfección que ha querido expresar a través de su colección PARVATI.

Esta deidad de la religión hinduista cuyo nombre significa “hija de las montañas”, ha servido como referencia para esta diseñadora que aunque de trayectoria breve pero muy intensa, ha encontrado  en las cumbres el bálsamo perfecto para recuperar la ilusión y las ganas de vivir. No es que Ana careciera de ello, es simplemente un viaje a lo más alto de sus emociones que como magnifica terapia, la ha empujado a seguir luchando y a encontrar un espacio que tanto necesitaba. Y vaya que si lo ha conseguido.

Ana podríamos decir es “breve” en el mundo de la moda, pero quizás esa inocencia de la brevedad y sobre todo ese amor por el trabajo y como no por la montaña, la han empujado al reconocimiento por su trabajo con el segundo premio de la 7ª Pasarela Solidaria de Cruz Roja Granada. Y es que Ana ante todo es perseverante y consciente que la lucha y el esfuerzo requieren  dedicación. Solo durante 2 días a la semana y con apenas 1 año de formación, esta diseñadora ha conseguido materializar su esfuerzo en una colección de 8 outfits en los que como bien dije antes, la montaña es la protagonista. El factor humano y la independencia a la hora de crear han sido quizás los grandes artífices que la han ayudado para desarrollar su trabajo en Workshop Granada y es justamente esto, lo que la ha hecho sentirse cómoda y realizada.

El blanco, el color de la nieve, de la pureza, de la inocencia, de la paz, de la armonía… y así podríamos estar un buen rato, fue el gran protagonista de una colección que mas allá de mirar a la tendencia o a lo comercialmente vendible, apostó por la creatividad y la independencia a la hora de crear. Siluetas en A que generalmente se repiten en todas las prendas, han servido como hilo conductor o líneas de colección en un trabajo artesanal y exquisito que Ana ha sabido gestionar a la perfección.

Ella misma era consciente que prepara una colección de al menos 8 outfits, en ocasiones no era accesible para muchas economías, pero como la imaginación de Ana va mas allá de esas cumbres que ella misma ha querido escenificar a través de sus prendas, apostó por darle protagonismo a la innovación incluyendo la malla de 3D, un material versátil  que la ayudó a modelar y moldear esas formas y texturas tan características que para ella tienen el hielo y la nieve. Otro elemento importante para esta diseñadora ha sido el valor artesanal en la colección y la importancia de los complementos. El origami textil realizado en mikado y en tejidos de algodón, han sido sin duda (para mí) el gran protagonista de esta colección. Es evidente que no es la primera, ni será la última vez que lo veamos en una colección, pero aplicar técnicas artesanales a nuestras prendas les otorga un valor añadido y sin duda Ana ha sabido acertar en este caso. Para ella, lo que un día eran simples pirámides de papel cuando empezó a trabajarlas en la escuela, hoy por hoy son las grandes protagonistas de su colección: Las Montañas.

Detalles imprescindibles son los complementos: bolsos y las mochilas trabajadas a la perfección y que enfatizan el sentido de la propia colección personificando de una forma muy creativa a todos aquellos que aman la montaña y que la viven. Es por ello que los mosquetones de alpinista también han tenido su protagonismo entre estos complementos. Sin duda todo un acierto.

La lucha de ANAT ha sido esta, una autentica lección de vida escalar hacia esas cumbre nevadas que simbolizan la libertad y la independencia. Una colección estudiada, meditada, perfectamente ejecutada y con valores imprescindibles como la artesanía que Ana ha sabido aplicar para darle empaque y sentido a lo que quería expresar. Esto sin duda, no es solo más que un primer paso para ella, el inicio de un viaje que nos llevará  más adelante no se sabe si por lo más onírico de la naturaleza o por donde su inspiración la arrastre para encontrar esa paz interior y esa libertad que tanto demanda. Todo un reto que sin duda Ana Terrones seguirá trabajando para mostrarnos su creatividad porque si algo le sobra es tesón y  ella lo vale.

This contact form is deactivated because you refused to accept Google reCaptcha service which is necessary to validate any messages sent by the form.
Thanks!

Teléfono
WhatsApp
Lola, gerente de la escuela
Un placer!

error: Content is protected !!