fbpx

BRENDA RÍSQUEZ, Y EL BORDADO AL SERVICIO DEL ARTE.

Adornar con bordaduras una tela u otra materia, reproducir con bordaduras una figura o ejecutar algo con arte y con primor. Estos son solo tres sencillos ejemplos que resumen cuales serían las definiciones del término “bordar”.

22 de enero de 2020 I Por Daniel Fez

Creo igualmente, que todos en alguna ocasión hemos escuchado al referirnos a un trabajo concreto sobre tejido y en el que se ha requerido cierta transformación, hablar de MANIPULACIÓN TEXTIL. Pues sí, justamente eso entre otras muchas cosas es el bordado. Darle un nuevo giro a la simpleza o a la sencillez de un tejido dotándolo de una identidad diferente y por supuesto atribuyéndole más valor y belleza aún.


Si miramos un poco la historia, los romanos llamaban a esta ornamentación plumarium opus, en virtud de la semejanza que tenían algunas de estas labores con la plumas del ave al igual que la denominaban como;  opus phrygium ya porque la obtenían del comercio con los frigios quienes a su vez la traían de oriente. Y como se consideraba que el bordado tenía un procedimiento similar a la pintura, también llamaban a las vestiduras bordadas túnica picta o toga picta, o bien túnica palmata, aludiendo a los bordados en forma de palmetas con que las adornaban. Por desgracia, no se conservan bordados que puedan adjudicarse con certeza a la Edad Antigua salvo los de algunos tejidos coptos de la época romana pero no cabe duda que los hubo excelentes en Asia, Egipto Grecia y Roma.
Es a partir de la Edad Media cuando la influencia del imperio bizantino lleva al bordado a considerarse como una de las expresiones artísticas textiles más representativas de la belleza y como no de la jerarquía. Cierto es que podríamos estar aquí horas y horas hablando de la historia del bordado, pero no solo eso, de las diferentes técnicas y clases de bordados que nos encontramos o que conocemos, pero quizás en otra ocasión, podamos dedicarles mas tiempo y hablar del papel protagonista de nuestro país en este tipo de manipulación textil o de la propia Ecole Lesage, la exquisitez al servicio de la formación en esta escuela parisina con más de un siglo y medio de historia donde el bordado se convierte en obra maestra, pero como os dije antes otra vez será.

En esta ocasión, prefiero centrarme en una de esas personas que ha hecho del arte de bordado su profesión. Hace pocos días tuvimos la suerte en WORKSHOP GRANADA de poder contar con ella y de conocer de primera mano no sólo la teoría, sino lo más importante, la práctica y el arte de convertir una sencilla pieza de tela y un boceto en una auténtica obra de arte y de eso Brenda sabe mucho.

Graduada en Bellas Artes por la UGR y titulada en Arte Textil en la Escuela de Arte de Granada, ha trabajo en Eventorum Services S.L. en el departamento de Creación y Diseño, como diseñadora de vestuario y gráfica. Pero sin duda, la gran pasión de Brenda Rísquez es el bordado. Ese manejo con la aguja y simplemente hilo, (seda, algodón, lana, lino, plata, oro) o igualmente ensartar gemas y abalorios lo que se conoce como bordado con pedrería. Lógicamente y como os dije antes, es imposible estudiar la historia del bordado en unos cuantos párrafos, al igual que conocer todas las técnicas y tipos de ejecución que esconden este arte en un seminario, pero por suerte Brenda es de esas personas que disfruta compartiendo sus conocimientos y con la que se pasan las horas volando o mejor dicho “bordando”. Y ese fue nuestro regalo de navidad el pasado 21 de diciembre en una jornada intensiva y muy muy productiva para todos/as aquellos que quisieron aprender una de las técnicas más bonitas que existen en el mundo de la moda.

Mas allá de la técnica y se depuración de la mano de Brenda Risquez, yo destacaría esa capacidad artística y la destreza para desarrollar un trabajo donde se evidencia su formación en bellas artes. Pero sobre todo y más importante una creatividad desbordante y una originalidad en su obra que la hace ser diferente y abandonar el clasicismo de ciertos bordados muy muy nuestros como el de mantilla o el de los mantones de manila y adentrarse en ese bordado que va mas allá de la técnica y es todo un homenaje a la expresión artística. Sin duda, toda una experiencia para los que disfrutamos de este tipo de seminarios en los que no sólo cuenta la práctica y la adquisición de conocimientos, sino ese componente de sensibilidad y cariño de personas a las que les encantan su trabajo y apuestan también por potenciar ese factor humano entre los alumnos, y de eso Brenda sabe mucho.

This contact form is deactivated because you refused to accept Google reCaptcha service which is necessary to validate any messages sent by the form.
Thanks!

Teléfono
WhatsApp
Lola, gerente de la escuela
Un placer!

error: Content is protected !!