fbpx

ANNA SANCHEZ
y una sola pasión: la historia de la indumentaria.

9 de marzo I Por Daniel Fez

Nunca te cansas de conocer a gente interesante. En un momento determinado de tu vida, siempre aparece alguien que te aporta algo positivo o simplemente te agrada compartir conversación y conocimientos y eso es justamente lo que me ha ocurrido con Anna Sánchez. Y es por ello que esta semana la conozcáis a ella. Es perseverante, pasional, ama lo que hace, y todo esto no son más que algunas de las premisas que definen a esta catalana de 29 años que mas allá de ver la vida pasar, está dispuesta a comerse el mundo con un solo objetivo: hacer lo que más le gusta, dedicarse a la moda.
He de deciros que la primera vez que la conocí en un seminario en WORKSHOP GRANADA me despertó una gran ternura, ya que nada más comenzar a charlar un poco de ella, de su mundo y de sus inquietudes lo primero que me planteó fue “desde siempre he tenido una estética alternativa”. Aquello francamente me llamó la atención y lo primero que se me ocurrió contestarle fue “¿tú crees?, yo te veo de lo más normal” para continuar explicándole que en el mundo de la moda siempre nos podemos encontrar a alguien más alternativo que nosotros. O en todo caso, ¿igual los alternativos son los demás no?. Con esto solo quería incidir de una forma jocosa en la necesidad de hacer aquello que nos gusta y sentirnos realizados con ello sin pensar en nuestra relación con los demás. Fuera de seguir incidiendo en esta apreciación tan significativa y que de una forma u otra marcan la personalidad de Anna prefiero que la conozcáis un poco mejor a ella y sobre todo y más importante, su trabajo y sus expectativas como diseñadora.
Cuando Anna jugaba de pequeña con las muñecas, no les daba de comer, o las cambiaba de pañal o como generalmente se hace las paseaba en un cochecito. Ella solo las veía como modelos de sus delirios creativos y les hacía la ropa. Precioso juego Anna. Creo que eso junto a la influencia familiar por el amor al cine y la música de los 80s fueron sin duda las bases que marcaron en Anna la pasión por lo que hace. La moda. Con 17 años comenzó a estudiar diseño de moda pero “le faltaba algo” como ella misma dice, así que decidió compaginar esto con la elaboración de prendas de ropa y curiosamente lo que más le demandaban eran prendas para espectáculo. Este amor por lo escénico la llevó a hacer un postgrado de vestuario escénico y estilismo donde reconectó con su afición al cine y al teatro.
Nada más terminar este ciclo formativo en vestuario escénico comenzó a trabajar en una de las empresas
barcelonesas más importantes en la creación de indumentaria para teatro, cine y televisión.

Esta experiencia laboral y el amor de Anna por todo lo relacionado por la indumentaria del Medievo la llevaron dos años y medio después a trasladarse a Granada con la necesidad de aprender y especializarse en vestuario histórico y he aquí cuando Anna empieza a formar parte de esta gran familia que es WORKSHOP GRANADA. A los pocos meses de este cambio “geográfico y formativo” la contactaron desde una asociación de recreación medieval para dar clases de costura y elaborar pedidos a medida de recreación y fantasía histórica bajo el nombre de la marca de The Blue Closet.

Querida Anna, me encantaría que me hablases de donde viene esa pasión por la vestuario medieval y como fue (poco a poco me imagino) que fuiste descubriendo los diferentes tipos de indumentaria de esta amplísima época de la historia que abarca prácticamente 10 siglos.

La verdad es que me he metido mucho en recreación medieval desde que me contactaron aquí en Granada de la asociación. Pero me apasiona realmente la indumentaria histórica en cualquiera de sus etapas.

Igualmente, estoy muy interesado que me hables de esa afición de la cual has hecho tu profesión y que son las recreaciones de vestuario histórico a medida, ¿desarrollando que tipo de prendas te sientes más cómoda?.
Creo que aún estoy descubriendo un poco este mundo, ahora mismo me interesan mucho las estructuras como los corsés y todos esos elementos que definen las siluetas en cada siglo.
Ya sabes, que cuando un recrea una prenda de siglos anteriores, tiene dos opciones; o bien la réplica o intenta interpretarla dejando su propio sello creativo en ella.

Anna, ¿dónde te sientes tú más cómoda trabajando?.
En mi antiguo trabajo hacíamos prendas que parecieran de época pero realmente sintetizábamos los trajes para que se vieran bien en pantalla o escenario sin tener que llevar tantas capas. Personalmente a mí me gusta más cuando las prendas van como se llevaban entonces porque entiendes mucho mejor para que se utilizaban. Ahora mismo me enfoco mas en ser todo lo fiel posible a cada época con los métodos y materiales, pero si que es verdad que es mucho más caro y lo más normal es que los clientes no puedan pagar todo el tiempo que dediques a todo un look de época. Intento buscar un punto medio.
Aún y así, a veces me permito coger algunas prendas históricas y adaptarlas para mi vestuario diario un poco modernizado.

Nos alegra conocer, como hay personas como tú, que desde prácticamente la otra punta del país se interesan por las disciplinas que impartimos. Es más, a lo largo de este tiempo que llevamos impartiendo formación en WORKSHOP GRANADA, nos hemos convertido en referentes de este tipo de temarios especializados como el vestuario histórico o escénico. Cuéntanos Anna, ¿cómo nos conociste?.

La verdad es que busque por internet vestuario histórico y no había muchas más opciones, así que como no me importaba mudarme un tiempo no me lo pensé dos veces.

No me cabe la menor duda de que eres una autentica “esponja” asimilando información y a mí personalmente esa es una cualidad que me encanta y te felicito por ello. Me imagino que este proceso formativo que has tenido fuera de Granada y que ahora rematas en el curso de vestuario histórico y escénico, tendrá como objetivo especializarte en un perfil laboral concreto. Como a mí todo lo medieval siempre me ha resultado muy onírico, ahora es cuando yo te pregunto, ¿cuáles son tus sueños Anna, con respecto a este mundo tan bonito y a la vez tan complicado que nos apasiona?.

Por el momento el mundo medieval me ha dado trabajo de dos maneras distintas: como docente y elaborando vestuario para juegos de rol en vivo. En el rol en vivo se busca una Edad Media más de fantasía y no tan fiel históricamente hablando. Así que me enfocaré un poco por la docencia y la recreación (si me sale bien) durante el tiempo que me quede en Granada. Y bueno como ya he dicho antes, tampoco es mi deseo encasillarme demasiado en la Edad Media sino abarcar un amplio abanico de periodos históricos en indumentaria. Este mundo al final es más amplio de lo que parece, aunque difícil de sobrevivir. Así que seguiré aprendiendo y trabajando en la elaboración de prendas para teatro o pedidos para particulares como hasta ahora.
Mi trabajo ideal la verdad es que aún no lo tengo claro. Me gustaría seguir elaborando prendas para todos/as aquellos/as que valoren esta profesión tan bonita, como es la de recuperar artesanías antiguas y la belleza de estas. No sé si acabare en un teatro, museo, taller, o crear mi propia empresa. Lo que si se es que será aprendiendo y cosiendo

Anna decide trasladarse a casi 1000 km de distancia y matricularse en una escuela que apenas conoce y en un curso que no sabe si cubrirá o no sus expectativas y BINGOOO ¡¡¡¡ acierta. Cuéntame Anna ¿cómo está siendo tu experiencia con este curso?.
Conociendo lo extrovertida y pasional que eres seguro que te encuentres muy cómoda con nosotros y con tus compañeros, ¿qué tal tu grupo?.
Si! La verdad es que estamos creando comunidad con mis compañeras, creo que todas venimos de mundos muy distintos y nos aportamos muchas cosas. Intento aprender todo lo que pueda de ellas.

Sabes que tenemos la suerte de contar con una de las docentes mejor formada en vestuario histórico y escénico. Capilla es el vivo ejemplo de “pasión por la historia de la indumentaria” y “amor por la docencia”. Venga, entre tú y yo, ¿qué tal es Capilla como profe? jejeje. Tú que eres una apasionada del vestuario histórico, ¿qué opinión te merece como investigadora de todo aquello que después os transmite a vosotros?.
Capi es muy guay. Cuando una profesora enseña algo que le apasiona se aprende mucho con ella, incluso aparte del temario de clase, le pregunté sobre las clases que estaba empezando a preparar y me aconsejó muy bien.

En WORKSHOP GRANADA siempre estamos orgullosos/as de encontrarnos con alumnos y alumnas como tú que día a día se van convirtiendo en nuestros amigos. Entre las muchas máximas que tenemos se encuentra la de “haceros sentir en casa”. Y ya que estamos como en casa, ¿qué te parecemos como escuela?.

La verdad es que sí. Con el poco tiempo que llevo aquí me ha sido muy fácil hacerme hueco en esta escuela y enseguida me he sentido muy a gusto. De hecho, es uno de los motivos que se me plantean, quedarme en Granada si encontrara un trabajo estable aquí.

Descubrir a esta incansable curranta de la aguja es un autentico placer, como ella misma dice “lo suyo es coser” y se define como una autentica aprendiz de artesana, algo desde luego maravillosos hoy día con los vientos que corren en el mundo de la moda. Ya hemos comentado en más de una ocasión que la especialización es primordial en el ámbito de la costura. Anna sabe bien que esto es así y no duda en llevarlo a la práctica mientras asimila y asimila más conocimientos. Sin duda, un autentico placer aprender escuchando a Anna.

Thanks!

Teléfono
WhatsApp
Soy Lola, gerente de la escuela
En qué te puedo ayudar?

error: Content is protected !!