fbpx

BREVE PERO INTENSA: ANALIZAMOS EL ORIGEN DE LA ILUSTRACIÓN DIGITAL DE MODA.

Venimos hablando varios días atrás de los diferentes tipos de ilustraciones, los materiales necesarios para su elaboración, la aplicación en el mercado de la moda o la importancia de los medios digitales para esta expresión artística emergente. Y estamos en lo cierto, cuando afirmamos que la ilustración digital es un “arte contemporáneo que comunica” y ahora es cuando yo os planteo para justificarlo: si recordáis y desde mediados del siglo XIX gracias a la figura de Charles Worth podemos considerar la moda como un “arte” por lo que quedaría más que justificado que la ilustración de moda no dejase de ser ni más ni menos que una expresión artística mas. Y así es.
Para adentrarnos en su historia reciente, tampoco hemos de trasladarnos a ningún siglo anterior. Hay quienes sitúan sus orígenes en la imprenta allá por el siglo XV y cierto es que bueno, se podría definir como una “digitalización” aquella gran invención histórica. Pero por supuesto para nosotros que vivimos y nos movemos en una evolución a pasos agigantados entre los siglos XX y XXI, la digitalización no deja de ser otra que la tecnología informática aplicada a todos los campos. Si hablásemos de periodos concretos para terminar conversando sobre los principales ilustradores digitales de moda hemos de situarnos en un periodo intermedio entre el dibujo y la pintura. La necesidad de incorporar a la publicidad y a los medios visuales mayor expresividad y calidad a los dibujos que comenzaban a ilustrar escenas y situaciones en las tempranas publicaciones de fines del siglo XIX y principios del XX, hace que la ilustración digital tome una gran fuerza. Pero ya os dije que para nosotros la autentica revolución comienza en tiempos más recientes, a finales de los años ochenta, cuando la compañía Adobe Systems implementa el uso del formato Postscript como base de los sistemas de autoedición o «edición de escritorio».

Con este tipo de formato, lo que se pretende es trasladar y traducir los pixeles y vectores en puntos de impresión, y es a partir del desarrollo de softwares como Illustrator, Photoshop y Pagemaker y de la plataforma Macintosh de Apple, cuando la autoedición se convierte en el eje fundamental de toda la nueva industria editorial y lógicamente, el desarrollo de la moda va paralela al implemento de nuevas tecnologías que faciliten las labores en la industria. Ya lo vimos con el patronaje asistido por ordenador y ahora es cuando vemos su aplicación desde un punto por lo general publicitario. Pero claro, el ordenador no es una herramienta que nos solucione los problemas técnicos y conceptuales de la ilustración, ni tampoco trabaja sólo. Nosotros somos la mente creativa de la que nace la idea, la imagen, el concepto. A cambio, el ordenador tiene a su favor la infinidad de posibilidades que nos permiten trabajar de forma rápida, limpia y ahorrando pasos laboriosos que en muchas ocasiones carecían de utilidad.
La aplicación de la ilustración digital en la moda ha sido y sigue siendo prácticamente infinita. Las posibilidades de poder mostrar un producto de una forma diferente, original y creativa han atraído tanto a grandes marcas para sus campañas promocionales como a revistas especializadas en moda que han visto en esta expresión artística un gran reclamo. Y no son ausentes, por supuesto de esta utilización los grandes iconos editoriales como Vogue, Harper´s Baazar L´Officiel, Cosmopolitan, Marie Claire, Glamour o Elle. Ni tampoco las publicaciones independientes, que buscan en esta expresión creativa la originalidad y exclusividad en sus contenidos.

Hablar de los/as mejores ilustradores de moda actuales es navegar sobre terreno pantanoso, no por nada, sino porque es tal la cantidad de grandes artistas que hay delante de un dispositivo digital, “creando” al servicio de la industria textil y de la tendencia que es difícil mencionarlos a todos ellos sin dejarnos de lado alguno/a, pero vamos a intentar aunque sea enumerarlos para que podáis investigarlos con tranquilidad. Ignasi Monreal, es un pintor e ilustrador español que ha convertido las campañas de Gucci en pinturas renacentistas pero con toque pop. Una autentica revolución. Por su parte, Judith Van Den Hoek, es la artífice de las grandes manchas de color y de los trazos anchos y elegantes y que genera magnificas ilustraciones para Prada, Calvin Klein, Burberry o Givenchy entre otras.

Hablar de realismo y toques fantasiosos es hablar sobre la obra de Olka Osadzinka, al igual que no podemos referirnos a Sara Beetson, sin acordarnos de sus estampados para Stella McCartney, o su amor a la hora de crear por las subculturas, el cine y la literatura de los años 60´. Para finalizar en este breve repaso, Kelly Beeman.  Con un estilo muy pictórico y gráfico, totalmente hipnótico, colabora con revistas de moda como VOGUE y realiza ilustraciones para la marca de bolsos artísticos y numerados ONESIXONE y Blair Breitenstein: Combina trazo preciso con líneas borrosas y acuareladas, lo que da un toque libre a sus cuidadas ilustraciones veneradas por clientes tan importantes como Louis Vuitton, Prada, Miu-Miu o Chanel.
Es más que evidente, que en WORKSHOP GRANADA nos encanta la ilustración de moda, nos apasiona el arte y nos identificamos con todos aquellos y aquellas que visualizan la creatividad en algo que va más allá de los tejidos o materiales. Es más, potenciamos este desarrollo con un solo fin, que el alumno investigue y navegue por técnicas y que se especialice en todo aquello que hoy día demanda el mercado y la industria de la moda. Y la ilustración digital sin duda, juega un papel importantísimo que no debemos olvidar.

This contact form is deactivated because you refused to accept Google reCaptcha service which is necessary to validate any messages sent by the form.
Thanks!

Teléfono
WhatsApp
Lola, gerente de la escuela
Un placer!

error: Content is protected !!